Carta abierta a Luis Ramos de Madrid

Un compañero forista me envía, previa petición, por e-mail, lo siguiente, publicado en la revista Runners:

Carro: ¡Para la compra!

Ojalá me publiquéis esta carta, porque quiero denunciar una situación inaguantable. No entiendo cómo dejan participar en las carreras a gente con un carrito (niño o niños dentro) que se dedica a ir a toda leche destrozando los tendones de Aquiles o lo gemelos del personal. Me parecería bien si se pusieran al final del todo y no se les permitiera adelantar, pero flipo con los que, efectivamente, se ponen atrás y luego se dedican a remontar dando golpes a los diferentes corredores. Creo que es gente que, aparte de inconsciente y maleducada, están frustrados. Si tanto corren, que lo hagan sin niños y ganen la carrera. Obviamente no están capacitados para esto y quieren recoger la gloria y aplausos facilones del público llevando un carrito, como queriendo demostrar que tienen algo de mérito. Yo, la verdad, pienso que habría que prohibirles la participación porque ponen en peligro la salud del resto de corredores y la de sus propios hijos. Van tan rápido que, como vuelque el carro tras enredarse con las piernas en medio de la masa, los niños pueden romperse la crisma. ¡Un poquito de respeto!

Luis Ramos

Madrid

Amigo Luis Ramos,

tanto mi mujer como yo somos de esos inconscientes, maleducados y frustrados corredores populares que corremos con carrito y tus palabras nos han ofendido, primero como corredores populares pero también como padres. Nunca nadie ni en una carrera ni en un entrenamiento había dicho tal sarta de improperios como los que escribes para la runners.

En primer lugar he de decirte que no nos dedicamos a destrozar tendones de Aquiles ni gemelos del personal porque ante todas las cosas está la salud de nuestro hijo y cualquier tropezón puede hacerle más daño a él que una rozadura de una rueda de goma sobre la piel de un adulto.

En segundo lugar nos pondremos en la línea de salida en función del ritmo que sabemos y somos conscientes que vamos a llevar, ni delante, ni detrás, y por una sencilla razón: colocarse en un sitio inadecuado para tu ritmo entorpece el de los demás, lleves o no lleves carro, y llevarlo no implica que seas un pato mareado puesto que durante los entrenamientos sabes de sobra cómo has de correr con él, precisamente te doy la razón en que así no nos ‘dedicaremos a remontar’, sino que ocuparemos nuestro sitio “dentro de la carrera”.

También quería comentarte que no corremos para ganar porque no estamos capacitados para ello pero eso no impide que disfrutemos de las carreras populares tanto o más que la persona que corre sin carro y que no busca un aplauso fácil del público, primero porque para nosotros no tiene ningún mérito correr con el carro y segundo porque no tenemos que demostrar a nadie que somos felices corriendo en familia, basta con ver nuestras caras de felicidad.

Si piensas, sinceramente, que habría que prohibir la participación en las carreras populares de gente que corre con carro, estarías imposibilitando a personas como tú, que pagan como tú, que hacen deporte como tú, que disfrutan de correr por su ciudad como tú, que gustan de correr con amigos como tú, que gustan de entrenar con compañeros de club como tú, pero que no tienen el odio que tienes tú, de hacer lo que verdaderamente les gusta. En ninguna de las carreras en las que hemos participado con el carro hemos puesto en peligro no ya la salud de nuestro hijo sino la de nadie que haya participado en la carrera.

Y para terminar te invitamos a que un día pruebes lo que es correr con el carro, no para hacerte cambiar de opinión sino para que veas que tus razonamientos están equivocados, para que observes lo fácil que es disfrutar de una carrera popular en la que no hay por qué romperse una crisma, ni volcar con el carro ni enredarse con las piernas en medio de la masa, ni prohibir la participación de nadie. Por ello nosotros también te pedimos un poco de respeto para los que queremos correr en familia y un reglamento nos lo permite.

Un saludo de Ana e Iván (y Luís).

foto de Javier Martín en la Media Maratón de Motril
mientras escribo suena Deep Water de Portishead
Anuncios

8 comentarios sobre “Carta abierta a Luis Ramos de Madrid

Agrega el tuyo

  1. Perfecta contestación Iván. Como te he dicho en el foro, y al margen de cualquier otro tipo de consideraciones, mientras el reglamento os permita correr con Luís, punto en boca.Saludos. 😉

  2. Presuntos corredores.Compra dorsales.Energúmenos en camiseta de tirantes. Invasores de las primeras filas.Acaparadores de camisetas.Coleccionistas de botellas de agua o refrescos.Presumidos de medallas conmemorativas.Invasores del asfalto.Amasadores de artilugios de tecnología.Atletas de domingo.Solo a vosotros os molesta un corredor con carrito. Solo a vosotros os molesta que os adelante un corredor con carrito.Solo a vosotros os molesta que además fuese una mujer la que empuja el carrito.Porque no soportais que os adelanten aquellos que consideráis inferiores.Porque no soportáis vuestra mediocridad.Porque incluso para ponerse un dorsal hay que saber hacerlo. Y comportarse. Y convivir.Coged el metro, para llegar antes a meta y presumir el lunes en la oficina de que ningún desalmado con carrito os gano. Y que hicisteis mejor marca (im)personal.

  3. Redios mildo me dejas perplejo, no sé qué decir además de gracias.Gracias Carlos, se aprende mucho del maestro, y antes, jamás, hubiera contestado así de ¿tranquilo?.Eladio ¿14 kilazos? vaya vaya, este todavía no llega, creo porque en realidad sólo le pesamos con sus revisiones, aunque últimamente está cogiendo alguno de más, jejejje,

  4. A mí se pone la piel de gallina y casi hasta se me empañan los ojos viéndote correr en familia y viéndote feliz. Me alegro que hayas resucitado el blog. Un besazo para los tres.Josemanuelmartinfernandez demibarrio

  5. Ivan que buena respuesta madurada y con muy buenas palabras.Como ya dije por el foro espero pronto unirme en las carreras con el carrito (de momento solo en entrenos).Saludetes y espero veros pronto 😉

  6. Yo sinceramente creo que los dos tienen su razón,esta claro que a lo mejor por uno que ha hecho esto con el carro no tiene por que pagarlo todos los que corre y disfrutan de esto de ese modo,creo que ni mucho menos se les debería prohibir correr a nadie lo haga como lo haga,eso si sin molestar a nadie que este deporte es para disfrutar,un saludo.

  7. Me parece a mí que corredor frustrado es el que aún a pesar de creerse algo, va y alguien con carrito le adelanta. Ante no poder hacer nada en carrera, no queda más remedio que la pataleta barata, "papá, papá me han pegao".El problema, lo tienen ellos. Si tanto les molesta, que corran más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑