Sea cual sea la categoría en la que cada ser humano está inscrito, la sociedad, esta sociedad moderna, lleva directamente al homo obesus, especie traida como consecuencia del desarrollo evolutivo de la especie y al inadecuado uso que le damos a su organismo en este siglo XXI que nos toca vivir. Uno de los, quizás el mayor, problemas en que más se acentúa esta división de caminos es la alimentación. El diseño evolutivo no nos pone en el lugar en que la sociedad moderna nos quiere ubicar y empezamos (los seres humanos) a desarrollar enfermedades consideradas ‘de la opulencia’ (diabetes, obesidad, hipertensión, arteriosclerosis o dislipemia) .

Dos lecturas recomendadas (aunque con una todavia ando a medias):
♣ la ciencia de la salud de Valentin Fuster, ed. Planeta
♣ el mono obeso de Jose Enrique Campillo, ed. Crítica

Yo no, eso espero, creo tener a día de hoy ninguna de estas enfermedades ‘opulentas’ pero esto viene a que llevo desde que terminé el maratón de Benidorm [3h37’20] con algunos pinchazos estomacales y evacuando el vientre con alguna sorpresa cruenta. No sé si por alimentación inadecuada en los días anteriores, aunque no creo haber variado nada de lo que hago habitualmente salvo el desayuno (1 kaki + 1 naranja + batido de leche de soja con sabor fresa + 2 barritas de cereales sabor manzana). Supongo que estas molestias estarán más asociadas al esfuerzo realizado durante las 3 horas largas de carrera, la paliza de coche, o las 24 horas sin el aliento de Ana (sin desmerecer la compañía de los foristas de elatleta que tuve en Benidorm), que al desayuno de probatura a pesar de que siempre se aconseja no hacer nada que no se haya probado antes, hay ocasiones en que no importa hacerlo (como este domingo). Es cierto que en 48 horas ha ido disminuyendo y las molestias van remitiendo pero hay que seguir creciendo, leyendo, informándose sobre esto de correr, alimentarse, probar, anotar, corregir, aumentar, etc.

Anuncios

8 comentarios sobre “

Agrega el tuyo

  1. Creo que el experimento salió a medias. El kaki y la naranja funcionaron perfectamente, así como las barritas pero la soja creo que no me cayó bien y lo peor, para la carrera, fue el litro y medio de agua haciéndome parar hasta 3 veces.Humildemente creo que era el maratón para probar algo nuevo, el único objetivo que perseguía era terminarlo y si era alrededor de 3h30 pues mucho mejor.así fue

  2. ¿Kaki y naranja?, estoy con Luis, (al que supongo autor del primer mensaje). Yo desayuno eso y voy dejando un rastro paralelo a la raya azul… Si es que donde esté el cola-cao…Pero bueno, tú sigue probando y nos cuentas. 😉

  3. ¿cola-cao? ahí todavía no he llegado Carlos. Lo que mejor me sienta es una pieza de fruta + una o un par de tostadas, a ser preferible de pan integral, con yogur encima y un chorrito de miel + una infusión (de lo que sea, tolerancia 100%) para después meter un puñado de frutos secos + algo de aquarius+agua (50% de cada componente).¿en qué empresa te vas a meter ahora? supongo que ya para después de las fiestas de navidad ¿no?

  4. Pues ya sabes lo que dicen “los experimentos con gaseosa”, aunque como bien he entendido este Maratón era casi gaseosa, disfrutar y meter otro en la saca.Espero que recuperes pronto.Nos vemos ;).

  5. y no será mejor un ” kiki” y después un zumo de naranja…??la verdad es que soy un poco guarrete , tengo la mente sucia ; anónimoderosa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑