Se va acabando el mes

Salimos el domingo, un servidor y un amiguete en la Media Maratón de Getafe con dos ideas en la cabeza. El segundo a intentar batir su mejor marca sobre la distancia y el que suscribe hacer, entre calentamiento y prueba, algo cercano a dos horas a buen ritmo de cara a esa prueba en la que intentaré pelearme con 50 kilómetros, para la que es verdad que no queda mucho, pero quizás el tiempo suficiente para hacerlo en buenas condiciones. Tengo en mente las 4 horas y aún sin conocer el recorrido, cosa que haré en breve de hecho ya estoy avisado por la voz de la conciencia, todo lo que ronde o se acerque a estas 4 horas, por exceso o defecto, será maravilloso, pero con la misma intención de siempre, en las mejores condiciones físicas. No, NO, sufriré más de la cuenta ni acabaré la prueba pase lo que pase, sólo lo haré de la mejor forma posible: sonriendo, como últimamente recuerdo que termino las pruebas y los entrenos.

En esas estábamos, Paco y yo, viendo qué haríamos cuando dieron la salida en Getafe, pum. Hordas de tipos en calzoncillos y damas en bragas salen despavoridos calle abajo cual almas que lleva el diablo. De hecho en Getafe es uno de los sitios en que más deprisa se corre en el asfalto de España (‘irrecuperables’ nº1). La intención era ir más o menos a 4’32 ó 4’35 el kilómetro, sabiendo que en alguno haríamos de menos y en alguno de más. La crónica la dejo para él, la podréis leer en su blog cuando la suba o en el foro de eltaleta.com, verdadero protagonista del domingo en Getafe, ni los goles de Güiza en el Coliseo Alfonso Pérez tuvieron mejor gloria en el día de ayer. Lo peor las ampollas y saber que de no haber aparecido, la marca anterior se hubiera rebajado más, porque este tipo lo vale, lo lleva en las piernas aunque no se lo acabe de creer.

Mientras, mientras hay carreras y las hacemos, y entrenos y los hacemos, seguiremos dándole al monte. Este sábado disfrutábamos Ana y yo de las primeras nevadas, tan esperadas desde que empezó el invierno, del año en la sierra madrileña. Hicimos cumbre en Peñalara desde Cotos, cogiendo el camino hacia Zabala y subiendo entre las Hermanas, mayor y menor, y con un tiempo que todos esperamos para un día de montaña, a pesar del frío: sol. Seguiremos dándole al monte porque nos pone a tono las piernas, los brazos y todo el cuerpo, porque nos da un fondo estupendo para las carreras, porque es espectacular lo que se ve desde allí arriba, porque no se oyen los graznidos de los jefes pidiendo tablas excel, porque nada nos lo impide y no queremos un día echarlo de menos, por tantas cosas más: para ello, salud.
Anuncios

5 comentarios sobre “Se va acabando el mes

Agrega el tuyo

  1. bueno, felicitaciones por tu carrera!!! (que aunque no hayas roto tu marca está bien igual)y que malo eso de tus ampollas… auch!saludos!

  2. Sus ampollas, mis ampollas…, entre amigos qué más dará… No tuve la suerte de poder charlar contigo después de la carrera, a ver si coincidimos con más tiempo otra vez.Mucha suerte con esos 50Km., y reserva algo para octubre, ¿correcto Luis?, que tienes otra cita con la distancia.Un saludo. 😉 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑