Trail Castillos de Ávila, parte 1.

Viernes tarde, dispuestos Ana y yo, salimos de carretera de camino a Ávila. En esta amurallada ciudad encontraremos lo que nuestras piernas no quieren. Pasamos con el coche por todo el centro ya que no sabemos donde se encuentra el Hotel Cuatro Postes, cuartel general de la gran parte de cincuenteneros que el sábado a la mañana afrontarán el Trail, si con mayúsculas, pedazo de Trail.

La hora de llegada al hotel es la fijada por la organización, 21 horas, para breve charla a los participantes y de repente…….”debe haber un error, ¿Dónde están mis mallas y la ropa?” Vuelta al coche y corriendo al carrefus-Ávila a comprar algo con que poder afrontar la carrera de mañana. Nos perdemos la charla técnica de la organización, luego nos vienen a decir que ha habido poca gente aunque siempre entusiasta. Las compras, bueno, algo de ropa interior en condiciones y como sobraba una malla de por si acaso, pues decidimos que 45 € no son lo que merece la prenda. Nos apañaremos con lo que hay, también aprovechamos y compramos algo para cenar, somos de cena ligera, y así evitamos que se tuerza una copa en la noche decisiva.


En la recogida de dorsales vemos lo que ya sabíamos, 236 y 237 luciremos en el pecho, y otra cosa más, no quedaba ni un imperdible, joder con la de ellos que llevo siempre en el coche y los saqué ayer todos, cagoentó. Saludamos a los conocidos que por allí pululan y nos vamos de sueño a la habitación con la duda de si ducha por la noche o por la mañana, al final se impone la lógica del cansancio y sólo pasamos al w.c. para lavar los dientes y descargas varias.

Es sábado, el reloj suena temprano y es que a las 7 hay que estar en la cafetería desayunando si queremos no faltar a la cita del bus directo a Solosancho. Hacemos una fuerte carga a sabiendas que a las 3 horas todo lo que hayamos digerido ya no formará parte de las energías necesarias. Encima también llevaremos lo justo, además de agua un par de barritas energéticas y una mini bolsa con frutos secos. En este momento también se produce el encuentro con conocidos (¿he dicho en algún momento que cada vez hay más conocidos?). Ponemos rumbo a la salida, más conocidos, arreglamos con los ñ la pena de los imperdibles, me unto de vaselina los pies y decido que por si acaso y no se me vayan a cargar los gemelos, algo que ocurre últimamente con frecuencia, correré con media alta. Saludo a Jorge Aubeso, que demuestra lo que uno se imagina, ser una gran persona. Decidimos que no hará frío y descargamos las últimas prendas en el autobús.

Con 5 minutillos de retraso se da la salida y me sorprende no ver una estampida de jamelgos como en otras carreras. La altimetría apunta alto, 1800 metros, y nadie quiere gastar de más, supongo. Ya de primeras nos quedamos en el furgón de cola a sabiendas de que lo que queremos es llegar y no batir ningún récord. Hacemos nuestra carrera, los cadáveres ya llegarán.

Anuncios

6 comentarios sobre “Trail Castillos de Ávila, parte 1.

Agrega el tuyo

  1. ¿y nos dejas asínnnnn? ¿eh? Peor que en los intermedios de las buenas películas… relatus interruptus.Por cierto, no sabía que en carreful vendieran mallas (juas juas) ay, cabecita linda…Bueno, tiene buena pinta, esperamos ansiosos la segunda entrega (y última, no hagas una trilogía, ein?) del Señor de los Castillos (y Sra).Un abrazo, crack!!

  2. Cabesc, eres un flojo. Uno se compra unas mallas rosa/verde palo en el Carreful y unas gafas de mosca cuadradas Alhaurin de la Torre y a los platós que son dos diassss.Fdo. Mr Castles.

  3. Totalmente de acuerdo con Zerolito en lo de relatus interruptus!Yo lo definiría como minicrónica parte 1.A ver cuando puedo yo volver a meterme en internet a leer el resto…..

  4. Hay veces que parece que todo está predestinado a que salga mal, esperemos que al final no haya sido así con la carrera, que es lo importante.Queremos “de saber” más!!!Un saludo,ali.

  5. Enga, no te enrrolles tanto que lo que hay que contar es la carrera, macho….jajajajajajja….!!!!A ver esos cadáveres…..Un abrazoPaquito

  6. Con tu relato de los 50 km tengo la misma sensación que cuando vi la primera parte del señor de los anillos. No te hagas de rogar y publica la trilogia ya.Salud y carreras.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑